Acceso clientes

222 322 654

  • Inicio
  • Blog
  • Las multas por exceso de velocidad suben un 10% en 2014

Las multas por exceso de velocidad suben un 10% en 2014

Una mayor fiscalización de Carabineros explicaría el aumento de un 10% en el número de multas por exceso de velocidad que se registraron en el país, las cuales pasaron de 144.151 en 2013 a 159.096 infracciones el año pasado.

Multas exceso velocidadEste mayor control en las vías de tránsitos, podría aumentar en el corto plazo, si el Congreso aprueba el proyecto que crea el Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones (Cati), el cual incluye la instalación de cámaras detectoras de velocidad en zonas que registran altos índices de accidentes.

Del total de infracciones de 2014, la mayoría corresponde a la Región Metropolitana, con 55.289, lo que representa un aumento del 17% en relación al 2013. A esta le sigue la Región del Biobío, con 18.564, y la Región del Maule, con 14.560.

La lógica del aumento en el número de multas es la compra de mayor cantidad de equipo. Sólo en 2014 se adquirieron 137 equipos más de velocidad, lo que aumentó la cobertura de fiscalización que tiene Carabineros. Además hubo 15 mil controles más que el año anterior.

Según datos del Ministerio de Transportes, cada día en Chile mueren en promedio cinco personas involucradas en accidentes de tránsito. Los dos principales factores de estos siniestros son la conducción bajo los efectos del alcohol y el exceso de velocidad, siendo este último la causa de la mayoría de los accidentes fatales. Mientras que el alcohol está presente en aproximadamente el 20% de los siniestros, el 40% de los accidentes fatales tiene entre sus causas la velocidad.

Con respecto al tipo de sanciones la magnitud de la multa está relacionada al límite de velocidad que se infrinja: si se excede el límite hasta en 10 kilómetros de la velocidad legal permitida, es una infracción menos grave. Si se sobrepasa en 15 kilómetros, es una infracción grave. Si el conductor es sorprendido a 22 kilómetros más que la velocidad indicada, es una infracción gravísima. Dependiendo de la falta, la multa que se arriesga puede alcanzar la suspensión de la licencia en caso de una infracción gravísima.

El Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones (Cati), es un proyecto que se basa en la creación de un organismo autónomo que define la ubicación de cámaras detectoras de velocidad en zonas de alto riesgo de accidentes a lo largo de todo el país. Esto sería un complemento a la labor que realiza hoy en día Carabineros.

El objetivo principal del proyecto Cati es actuar como un elemento disuasivo para el exceso de velocidad y generar un cambio de conducta de los automovilistas. La ubicación de los dispositivos detectores de velocidad será visiblemente señalizada, con el objeto de alertar a los conductores que estén próximos a una zona de control, y así lograr que las personas manejen dentro de los límites de velocidad permitidos.

Las vías interurbanas consideran espacios para hacer controles vehiculares y eso dificulta que en muchos lugares se puedan hacer controles estáticos, a través de detectores de velocidad. Cuando se hacen controles de alta velocidad, el riesgo de accidentes del funcionario aumenta.

Otros de los inconvenientes para un mayor control es que factores externos, como la nocturnidad y la abundancia de lluvias, impiden un correcto uso de los aparatos.

Una de las ventajas que tiene Cati es que no utiliza recursos humanos. El control mediante dispositivos electrónicos, además de permitir una mayor cobertura, permite liberar recursos de Carabineros para otras actividades.